¿Qué estándares de iluminación deben tener en cuenta las oficinas?

Dentro de las empresas existen ciertas normativas especiales que permiten hacer que el personal desarrolle de mejor manera las actividades en su interior, algunos de los más conocidos es que las oficinas cuenten con los muebles indicados para el desarrollo de sus labores, que tengan una conexión estable a internet, que la infraestructura sea segura para los trabajadores y que la organización interna tenga en cuenta la accesibilidad a personas en condición de discapacidad física o mental.

Todas estas reglas están implícitas en todos los espacios laborales y tienen una atención especial de todos los dueños de las compañías, no obstante, hay un estándar que los empleadores no consideran y que resulta tan importante como los demás: la iluminación, y es que trabajar en un espacio vagamente iluminado por un par de bombillos y la presencia del sol por sólo un par de horas al día no es precisamente lo mejor para las compañías.

Una iluminación adecuada permite garantizar comodidad, seguridad, higiene y productividad en el empleado; puesto que, además de ser exigido como un requisito en las empresas mediante el Decreto Supremo N° 594, artículo 103, está comprobado que un alumbrado pobre y poco eficiente afecta la vista y la calidad del trabajo.

Cada organización debe asegurarse de iluminar el sitio de trabajo de manera armónica y teniendo en cuenta las necesidades que presentan los empleados, no será lo mismo alumbrar una habitación con grandes ventanales en donde sólo van a reunirse un grupo de personas a hablar a colocar el sistema de iluminación de una oficina cerrada en donde los trabajadores leen y redactan informes constantemente. Ambos casos requieren especificaciones diferentes pero afortunadamente una única respuesta: los paneles LED.

¿Qué dice la norma?

Las condiciones para desarrollar una adecuada iluminación industrial en el lugar de trabajo están determinadas en el artículo en luxes, estableciendo que, en el caso de las oficinas en donde se desarrolla un trabajo con pocos contrastes, lectura constante, trabajo que requiere de identificación de detalles o labores similares requiere de 500 Lx, tomando como base la medida del plano general del espacio o a una media de 80 cm del piso a la fuente de iluminación.

En ese sentido, todos los valores que superen o estén por debajo de la medida estándar serán peligrosos para la salud del individuo, por ende, algunas bombillas no serán suficientes ni permitirán el nivel de detalle requerido para desarrollar las actividades e instalar proyectores LED les dará demasiada potencia y cegará a los empleados provocándose daños irreparables en las córneas.

¿Cómo aplicar una iluminación correcta?

Independientemente de la naturaleza de las actividades que se realicen en la oficina, se debe garantizar algunos aspectos que aseguren una buena iluminación: inicialmente se debe configurar los colores de la luz (también conocida como temperatura) de manera uniforme, de esta manera, tanto en los cubículos como en los pasillos tendrá un nivel estable de luminosidad que no le resultará chocante a los ojos y produzca fatiga en consecuencia.

De igual forma debe tener en cuenta otra característica fundamental: la intensidad de la luz, la cual es la medida expresada en luxes, tome como base la expresada en la norma y configúrela en función de sus necesidades, por ejemplo, en espacios de relajación como cafeterías o salas de descanso puede bajar la potencia de la luminosidad hasta 150 para que los empleados puedan tranquilizarse y recargar sus energías.

No obstante, no debe tomar estas medidas como dogmas, ya que hay muchos factores que determinan la intensidad de la luz, por ejemplo, si la oficina es muy pequeña, iluminar con 500 Lx es demasiado y cegará a los empleados como si hubiera agregado más de lo necesario y si la cafetería es muy grande, 150 no serán suficientes para detallar toda la habitación. Así mismo debe tener en cuenta el color de las paredes y los muebles ya que si son muy oscuros no reflejarán la luz y se perderá gran parte de la luminosidad.

Por otro lado, hay que tener en cuenta la altura a la que se encuentra la iluminación, ya que entre más cerca esté de los paneles LED, más intensidad tendrá la luz, a 50 cm será de 2.000 Lx, a 100 cm son de 550 Lx, a 150 cm de 300 Lx y a 200 cm de 200 Lx (valores aproximados).

Efectos de una adecuada iluminación

Además de los mencionados, hay muchos beneficios de iluminar apropiadamente las oficinas, a continuación repasamos algunos de ellos:

  • Mejora la concentración de los empleados.
  • Es posible encontrar elementos pequeños más rápidamente, aumentando la productividad y disminuyendo los tiempos muertos.
  • Los empleados se sienten más cómodos en el sitio de trabajo.

Efectos negativos de una mala iluminación

Por otro lado, si no realiza una adecuada iluminación del entorno provocará las siguientes consecuencias:

  • Sensación constante de fatiga y cansancio.
  • La concentración disminuye y por ende la productividad disminuye.
  • Dolor en ojos y cabeza que puede volverse crónico y afectar la calidad de vida de los empleados.
  • Disminuye el tiempo de reacción hacia situaciones de peligro.

Esto es todo lo que debe saber acerca de la adecuada luminosidad en las oficinas, si desea conocer más sobre esto y la relación con la instalación de paneles LED, comuníquese con un ejecutivo a través del formulario que encontrará en nuestro sitio web o llámenos al +56 2 2755 0455.

Contacto

Medios de Pago:

Copyright © 2020 Royal Pro | Ilumina

Chatear
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?